Herramientas que puedes usar para pintar y cómo elegirlas

En el artículo de hoy de Decoblaz, os explicamos qué tipo de herramientas para pintar se pueden encontrar en las tiendas y cómo podemos saber cuál es la más adecuada para nuestro caso

En otros artículos ya hemos abordado los distintos tipos de pintura que se pueden encontrar en el mercado, qué colores son los más recomendados para cada espacio y qué utensilios debes tener siempre a mano cuando te decides a pintar. Pero, en nuestro post de hoy, queremos centrarnos concretamente en las herramientas. Brochas, rodillos, pistolas… son elementos que podemos tener en el garaje o en el taller, pero que a menudo tratamos como si fueran intercambiables. Y para obtener los mejores resultados, hay que tener muy claro cuál es su auténtica función. ¡Comenzamos!

El artículo más conocido y habitual es la brocha. Tiene una gran variedad de tamaños y formas, cada una destinada a una zona en concreto. Las brochas planas se suelen emplear en superficies amplias, donde hay que esparcir la pintura de manera uniforme. El ejemplo ideal es el de las paredes. En cambio, para esquinas y relieves más intrincados, tenemos la brocha redonda, que permite acceder a todo tipo de espacios. Los pinceles, por su parte, son la opción ideal para las decoraciones más delicadas o los dibujos detallados debido a su pequeño tamaño.

 

brocha

Vamos con los rodillos. Son otro elemento habitual en cualquier hogar, ya que son la opción más rápida y sencilla para pintar nuestras paredes. Sin embargo, es muy sencillo equivocarnos a la hora de elegir su material. Aquí os dejamos para qué sirven cada uno de ellos:

  • Espuma: es uno de los más versátiles. Permite obtener un acabado liso de manera sencilla, por lo que suele ser habitual a la hora de aplicar imprimaciones o, simplemente, un color liso. También puede usarse en esmaltes y barnices. Recientemente se ha puesto muy de moda el rodillo con depósito de pintura, que reduce el goteo y ahorra en la cantidad de pintura que gastamos. Sin embargo, tiene un coste mayor y es más difícil de limpiar tras su uso.
  • Pelo corto: en este caso, se emplea para pintar paredes lisas. En especial para pinturas al látex y acrílicas. Suele recomendarse su uso a los novatos, ya que es muy sencillo obtener un efecto uniforme. Además, la longitud de sus hebras reduce mucho el goteo y las salpicaduras.
  • Pelo largo: por lo general, una herramienta más destinada a los profesionales. La razón es simple: son los que se utilizan para la creación de texturas (gotelé, pintura de muros de ladrillo, revestimientos…). Y eso por no hablar de lo sencillo que es mancharse con ellos, ¡a mayor longitud de hebras, mayor posibilidad de acabar con la ropa manchada… y el suelo también!
  • Para efectos: los rodillos de materiales concretos (piel, polipropileno, de superficie rugosa, con formas..) son una excelente opción si buscas darle una personalidad única a la habitación. Permiten crear distintos efectos o relieves, que le darán un acabado diferente al espacio.

rodillo

Evidentemente, no podemos hablar del rodillo sin mencionar los mangos telescópicos. Una herramienta esencial para llegar a todos los rincones de la habitación u ocuparnos de la decoración de los techos. Es importante dar con un tamaño y peso adecuados, para que no nos resulte excesivamente difícil de manejar.

En el caso de las pistolas de pintura, no se puede negar que son una de las mejores opciones para obtener resultados rápidos y homogéneos. Según el método de alimentación que utilicen, se las puede clasificar en eléctricas, de compresor o con turbina. Sin embargo, las medidas necesarias para usarlas con seguridad (gafas, mascarilla y guantes) y su mayor dificultad a la hora de emplearlas, hacen que su uso se suela reservar a los profesionales. Especialmente si queremos obtener un resultado perfecto.

pistola-pintura

Hasta ahora os hemos hablado de las herramientas más habituales a la hora de pintar, pero como siempre os decimos ¡la decoración es imaginación! Sprays para crear grafitis, esponjas para hacer todo tipo de estampados en la pared… las posibilidades son infinitas. Incluso pueden utilizarse figuras de gomaespuma o corcho para crear patrones únicos.

Sin embargo, si no tienes claro cómo lograr el acabado que quieres o simplemente no tienes el tiempo necesario para obtener el mejor resultado… recuerda que siempre puedes recurrir a a los profesionales. En Decoblaz queremos ayudarte a que tu casa u oficina sean el espacio más adecuado para tus necesidades. Si estás en Madrid o sus alrededores, contacta con nosotros y te daremos un presupuesto personalizado lo más ajustado posible. ¡Te esperamos!

 

 

 

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Tienes dudas?